Este sábado 15 de junio de 2019 será una fecha memorable para el Nuevo Tango Argentino. Una de las bandas pioneras del movimiento, la agrupación conocida como 34 puñaladas cambia de nombre: se relanza como Bombay Buenos Aires en la sala de otra de las bandas de la movida y presenta un disco de vinilo con el registro de un concierto en la Sala Sinfónica de la ciudad alemana de Hamburgo.

El nombre que desde este sábado será recuerdo evoca una frase de “Amablemente”, una milonga en lunfardo popularizada por Edmundo Rivero que, vista desde la perspectiva de una sociedad que intenta abandonar la violencia de género, no puede no interpretarse como apología de un femicidio. “Hace mucho tiempo que veníamos con un debate interno en el grupo y con los amigos más íntimos respecto de cambiar el nombre”, dice Edgardo González, guitarrista, compositor y arreglador de la banda. “No queríamos que el cambio sonara a autocensura u oportunismo, debatimos mucho cuál era el límite de la metáfora, el territorio ficción-realidad, y ese debate se expandió. Todo lo que se hablaba entre nosotros cinco se vio en las redes a partir de que decidimos cambiar el nombre, básicamente porque ya no representaba el espíritu de la banda”.

El nombre de la cosa

Pioneros, a finales de los 90, de la renovación tanguera junto con La Chicana, la Orquesta El Arranque y la Orquesta Típica Fernández Fierro, la banda se caracterizaba -además de su sonido guitarrero- por una propuesta de rescate del tango prostibulario, reo y carcelario de los años 20 y 30. En ese marco, el nombre del tango de Rivero sonaba coherente, “casi como un grito punk”, actualiza González. Los tres primeros discos de la banda, Tangos carcelarios (2006), Slang (2006) y Argot (2007) trabajaban sobre ese rescate. Pero en 2009, el grupo decide dar un viraje y lanza el álbum Bombay Buenos Aires, integrado exclusivamente por composiciones propias, aunque siempre respetando el sonido y registro letrístico de los primeros años. “Entendemos que esto es una segunda refundación del grupo -dice González en su diálogo con el blog de Ticket Hoy- ponerle a la banda el nombre de ese disco que fue tan identitario creo que es bastante coherente con este momento”.

Contanos algo del disco que presentan este sábado.

-El año pasado el grupo cumplió 20 años, nosotros ubicamos como el inicio de esta celebración en la víspera, ya que a fines de 2017 la Orquesta Sinfónica de Hamburgo -que administra su propio teatro, la sala sinfónica de Hamburgo, es como el Colón de Buenos Aires- nos invitó a dar un concierto ahí. Recibir esa invitación fue muy movilizante, un hito en la carrera del grupo, y justo sucede pocos meses antes del aniversario. Ese año fue maravilloso, ganamos el Premio Carlos Gardel, hicimos varios conciertos celebratorios, tocamos por primera vez en Colombia y México, y hacia fin de año publicamos en vinilo el Concierto de Hamburgo. Estuvimos la primera mitad de este año sin tocar por otros laburos individuales y retomamos los ensayos hace poco. El hecho de retomar ahora convierte al del sábado en un concierto bisagra, presentar el vinilo es un resumen, y vamos a estrenar dos o tres obras nuevas. Y además vamos a estrenar el nuevo nombre del grupo. Es bisagra porque cierra una etapa y hay un esbozo de lo que está por venir: ya pensamos en un disco nuevo en estudio, el noveno disco y el tercero de composiciones propias, siempre con la base de guitarras, guitarrón y voz.

La imagen puede contener: una o varias personas, multitud, noche e interior

Ustedes tocan muy seguido en el CAFF. Contanos qué significa el espacio para ustedes.

– La Orquesta Fernández Fierro son compañeros de ruta de toda la vida, es un grupo amigo y fue una satisfacción enorme que hayan ganado el Gardel este año, que nos hayan sucedido en eso porque marca también un poco que se empieza a reconocer tanto tiempo de laburo de algo que no son individualidades, sino un colectivo generacional que llevó adelante durante veintipico de años la tarea de poner al género tango en una zona contemporánea. Y el CAFF, bueno, todo esto que conté, buena parte de la historia de nuestra banda, sucedió en el CAFF. La primera vez que tocamos ahí, estaba en su fundación, en 2004. El disco Bombay Buenos Aires se presentó en el CAFF en mayo del 2009. Es nuestra casa, es nuestro lugar de pertenencia, ahí tocamos cuatro o cinco veces por año, ahí grabamos nuestros dos audiovisuales. Cerrar una etapa que se simboliza en el vinilo y abrir la etapa con nuevo nombre es para nosotros satisfactorio y justo que suceda en el CAFF.

Bombay Buenos Aires se presenta el sábado 15 de junio a las 21 hs. en el CAFF, Sánchez de Bustamante 772, CABA.