Al sur del sur hay un festival originalísimo:  se trata de la única e inolvidable experiencia de vivir un día y una noche bailando y compartiendo un lugar mágico. En 2017 y 2018, pasaron por el escenario del Laberinto nombres como Devendra Banhart, Marcelo Burlón, Los Suruba, Fémina y Paloma del Cerro, entre otros.

 

Los nombres

Hablemos primero de los shows que serán parte de la edición 2019 del Festival Laberinto Patagonia. La figura fuerte local es Lisandro Aristimuño, el joven nacido en Viedma que llega con sus nueve discos editados y luego de producir a Liliana Herrero y Fabiana Cantilo. Lisandro recrea el folclore latinoamericano con melodías armonías y rítmicas pop y electrónicas y era un “número puesto” para actuar en el festival patagónico.

 

 

También serán de la movida el conjunto estadounidense Rising Appalacha, dirigido por las multiinstrumentistas Leah y Chloe Smith. Criadas en el sur de Estados Unidos con canciones de cuna de los pueblos originarios de la zona por las noches y con música soul para el desayuno, las hermanas innovaron la escena musical mundial. Su nombre lo tomaron de la cultura propia de los Apalaches.

También está confirmado el dúo argentino/uruguayo Weste, que explora la conjunción de sonidos electrónicos e instrumentos folclóricos del mundo. Clara Trucco (Femina) e Igna Perez (Mushi Mushi Orquesta) son acompañados por Gonzalo García Blaya en bajo, Pedro Bulgakov en batería y Fermín Echeveste en trompeta.

 

Uji (Luis Maurette) es un productor y músico electrónico nacido en Buenos Aires. La música de Uji está destinada a la pista de baile, y tiene raíces en el folk y la música afro.

El grupo hiphopero Fémina, que estuvo en ediciones anteriores, viene esta vez desdoblado en propuestas. Por un lado, Clara llega como integrante de Weste y Sofia viene con su propuesta solista bajo el seudónimo de Sof Tot. Como en su banda, Sof Tot combina folclore digital con rimas y poesías (rap, spoken word), sumándole arreglos vocales inspirados en el canto lírico.

 

Una propuesta única
Hablemos ahora del escenario y la propuesta.
 La ubicación remota del Laberinto hace que esta experiencia sea totalmente distintiva. El público esta compuesto por veraneantes y residentes de distintos puntos de la Patagonia.

A tan solo 3.7 km del pintoresco pueblo de El Hoyo, en la provincia de Chubut, camino al desemboque del río Epuyén, el laberinto más grande de Sudamérica fue construido pacientemente por el matrimonio compuesto por  Doris Romera, y Claudio Levi.

 

Enclavado en un predio de 5 hectáreas, rodeado de bosques nativos y con unas vistas fascinantes a las chacras que se encuentran en el faldeo del cerro Pirque o a la hipnótica cima del cerro Plataforma, el Laberinto Patagonia es una experiencia extraordinaria en sí.

 

La fiesta es el 26 de febrero desde las 18. Un evento imperdible para los amantes del Sur y la música.