Escrita por el venezolano César Sierra y adaptada por Juan Paya, esta comedia cargada de humor negro fue estrenada con gran éxito en más de 12 países y narra la historia del encuentro de los hermanos Martínez y sus respectivas parejas el día del cumpleaños del padre, en delicado estado de salud desde hace nueve años. Las situaciones que se disparan en esa jornada despiertan carcajadas, aplausos y lágrimas en un público que se convirtió en su más entusiasta difusor mediante el imparable método del boca a boca.

La lechuga está dirigida por Nicolás Scarpino y su elenco está conformado por Sabrina Carballo, Marina Castillo, Pablo Cerri, Nicolás Maiques y Juan Paya. En el Blog de Ticket Hoy conversamos con Paya y Maiques, quienes hicieron, a la vez, de productores.

-¿De dónde surgió la idea de hacer esta obra? ¿Qué buscaban cuando buscaban obra y apareció ésta?

Nico Maiques: Por seis años consecutivos hicimos Chicos Católicos como actores y productores. Después de dos años de no trabajar juntos, apareció “La Lechuga” como una oportunidad ideal para juntarnos nuevamente.

Juan Paya: Soy autor de varias comedias (Chicos Católicos, La Madre que los parió, entre otras) y tengo una agencia literaria que tiene los derechos de mis obras en el mundo. Esa misma agencia me ofreció obras de otros autores para hacer un intercambio. La verdad es que yo no estaba acostumbrado a hacer obras de otros autores, vengo trabajando sólo con mis textos pero no me quería cerrar, entonces las leí. Había varias y muy diferentes, pero La Lechuga me encantó porque me parecía que la podía adaptar y actualizar perfectamente, incluso ponerle mi sello. Me gustó la temática, cómo está abordaba. Por eso me decidí. Y porque también me parecía una buena experiencia. En ese momento estábamos reencontrándonos con Nico (que venía de hacer unas novelas y unas series afuera) así que coincidió todo.

-¿Cuánto tiempo les llevó armar el grupo y ponerla a punto? 
Nico: Afortunadamente el grupo se armo rapidísimo, hicimos una lista de las personas que queríamos y todos aceptaron. Todos fueron la primera opción  y eso fue fabuloso, porque había planes B, C y D, pero las primeras personas a las que le ofrecimos se engancharon. Fue un placer y una gran señal de que iba a haber un gran equipo.

¿Modificaron mucho el texto?

Juan: La obra necesitaba una localización y actualización porque es de 1989 y de un autor venezolano. No la íbamos a hacer de “tú”, ni con “chévere”. Le hice una adaptación para que suene bien argentina y para que tenga mi aporte en el humor negro, que es lo yo estoy acostumbrado a escribir.

-¿Cuáles son los momentos que ustedes más disfrutan de la obra? ¿Y el público?
Nico: Hay un momento en particular en el que coincidimos el publico y nosotros, que a todos nos gusta. Es el momento de la cena. La parte donde nos juntamos a comer, no quiero adelantar mucho, pero es muy celebrada. La gente estalla de risa en toda la obra, pero –aunque no está del todo bueno- a veces nos tentamos nosotros, porque esa escena es sublime y todavía nos cuesta mucho no reírnos. Hay acciones que están muy buenas, todo lo que se dice es muy gracioso, no quiero adelantar, insisto, pero es un momento muy festejado por todos.

Juan: La obra tiene una particularidad muy buena y es que no pasa por un solo personaje, sino que es muy coral, están muy bien repartidos los textos. Cada uno tiene su momento de lucimiento. En mi momento, mi enojo frente al conflicto que dispara La lechuga, es el que más disfruto. Está muy bien escrito. La obra te lleva por distintas emociones como una montaña rusa. Eso me genera la posibilidad de hacer reír y a la vez estar sufriendo y como actor eso está buenísimo. La gente se ríe mucho de Nico y Marina, que son los personajes que llevan el humor en la obra, también festejan el contrapunto entre Pablo y Nico con mi personaje y se emocionan mucho con Sabrina en el final.

-¿Qué lugar tiene la comedia en la explosiva cartelera de teatro porteña? ¿Por qué eligen el humor?

Juan: Es importante hacer una distinción: lo que hacemos es comedia, no es humor. El humor está enfocado más en el stand up. Nosotros somos comediantes. Nos encanta hacer reír porque creemos que el país está pasando por un momento en que la gente necesita reírse y creo que en general todos eligen comedia por lo mismo.

Nico: Me gustaría agregar que es una obra para todo publico, para la familia, es una obra en la que no hay groserías ni cosas obscenas y en la que los chicos la pasan muy bien, se mueren de risa. Y  el valor de la entrada es súper bajo porque no queremos ser elitistas, no queremos que el teatro sea una cosa de élites. Tenemos, además, un millón de promociones porque no somos ignorantes ni ajenos a la realidad, sabemos que la Argentina está atravesando una crisis terrible, así que no podríamos poner un precio ridículo. Creemos y constatamos que la gente necesita reírse, tener un espacio para olvidarse de los problemas y pasarla bien. La comedia tiene, por eso, un lugar fundamental, de hecho, las obras que perduran a lo largo del tiempo son las comedias. Y a nosotros nos encanta hacer reír  y hacerles pasar un gran momento. Juan y yo tenemos un tipo de humor similar, por eso esta obra es la indicada, tiene todos los condimentos necesarios para el disfrute de nuestra unión.

La lechuga se presenta de jueves a domingos en Teatro El Cubo, Zelaya 3053,CABA.